Click en las fotos para ampliar

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Compañía Popular de Gas Electricidad de Gijón


En los años 1858 y 1870 se constituyen respectivamente la Sociedad Comanditaria González Alegre y Polo en Oviedo y la Compañía Menéndez Valdés en Gijón. El objeto social de ambas era la producción y expansión del gas para alumbrado público mediante hornos de retorta de hulla.
En 1900 ambas se convierten en "Popular Ovetense" y "Popular de Gas y Electricidad de Gijón", siendo absorbida esta última por Hidroeléctrica del Cantábrico S.A. en 1942.
"Electrogás" surge como sección comercial con el objeto de suministrar material eléctrico y electrodomésticos a la población (dada la escasez de tiendas en aquellos tiempos) y es la propia compañía la que se decide a distribuir aparatos eléctricos e incluso realizar instalaciones eléctricas.
En un principio figuraba simplemente como "Sección Comercial de la Compañía Popular de Gas y de Electricidad" pero posteriormente al pertenecer a Hidroeléctrica del Cantábrico pasaría a llamarse "Electrogás, Sección Comercial de Hidroeléctrica del Cantábrico, S.A.".
La fecha exacta de esta factura de la Sección Comercial de la Compañía Popular de Gas y de Electricidad, corresponde al 30 de diciembre de 1929. Como se puede observar se trata del cobro de una instalación eléctrica completa de una casa de aldea en el barrio o lugar de Castiello, en Logrezana - Carreño, (Asturias). En esta factura se cargan, entre otros materiales curiosos, 8 interruptores porcelana y ¡¡2 interruptores dos direcciones!! -conmutados-, 3 interruptores pera, lámparas de 25 watios y de 10, 15, 25 y 50 bujías. La mano de obra total de la instalación ascendió a 45,50 pesetas. Y ya, finalmente, como anécdota, en el membrete se puede leer la frase: "Especialidad en instalaciones ocultas" (son los comienzos del ocultismo... de los cables). La firma del recibí se aprecia a leer J. de la Torre. En los escaparates hay expuestos motores, lámparas, material decorativo y como detalle, al fondo de la tienda se ve la escalera de madera por la que se ascendía hacia la parte de almacén y oficinas.

- Texto Luciano - Documento cedido por Moratinos -